jueves, 29 de marzo de 2018

¿Quién era esa chica?


La historia del blues del Delta del Mississippi está llena de personajes oscuros que registraron un puñado de canciones y luego se los tragó la tierra. Historiadores y musicólogos intentaron durante años reconstruir sus vidas con muy poco éxito. Si no hubiera sido por algunos entusiastas que propiciaron el revival blusero de los sesenta tal vez algunas figuras como Mississippi John Hurt, Son House, Fred McDowell, Skip James, Lonnie Johnson y Bukka White hubieran corrido la misma suerte. Ellos pudieron volver a grabar y presentarse en vivo tras décadas de ostracismo y, sobre el final de sus vidas, obtuvieron un reconocimiento que ya no esperaban. Pero otros no aparecieron más y, en algunos casos, ni fotos suyas hay.

Entre las décadas del veinte y del treinta floreció en el Mississippi, especialmente en la región del Delta, una escena musical dispersa que sentaría las bases del blues. De no haber sido por aventureros y cazatalentos que se lanzaron con muy pocos elementos en busca de nuevos sonidos, la historia de la música contemporánea no sería tan rica. Afortunadamente discográficas como Paramount, Vocalion, Okeh, Brunswick, Gennett, Bluebird y R.C.A Victor, entre otras, grabaron a muchos de estos músicos que tocaban en los porches de sus cabañas u ocasionalmente en alguna fiesta en pequeños pueblos a los que solo se llegaba por una ruta polvorienta.

Uno de los grandes enigmas del género es el de Mattie Delaney, una guitarrista y cantante que dejó apenas dos canciones: Down the big road blues y Tallahatchie river blues. Esos temas fueron grabados por el sello Vocalion en febrero de 1930 en Memphis. Muy poco más se sabe sobre ella.

Según el coleccionista John Tefteller, apenas hay cinco copias originales del disco de 78 rpm de Delaney (el compró uno en no muy buen estado por 3 mil dólares) y los únicos datos concretos que se conocen de ella es que había nacido en 1905, aunque no se sabe la fecha exacta, y que en su canción Tallahatchie river blues refiere a una gran inundación que afectó al Mississippi, probablemente la de 1927.

Por su parte, el prestigioso musicólogo David Evans analizó en su libro Big Road Blues: Tradition and Creativity in the Folk Blues las raíces de ambos temas de Delaney. Sobre Down the big road blues explica que contiene la estrofa principal del Big road blues de Tommy Johnson y una frase utilizada por Willie Brown en su M&O blues. En tanto, en la otra canción, Evans afirma que tiene una melodía similar a la de High water everywhere Part II de Charley Patton y que su guitarra está afinada de la misma manera en que lo hacía Johnson. Su conclusión, por ende, es que Delaney estaba empapada de la tradición de Drew, el pueblo del que era oriundo Johnson y muy cercano a la plantación Dockery, donde surgió Patton.

Los historiadores Stephen Calt y Gayle Dean Wardlow, autores del libro King of the Delta Blues: The Life and Music of Charley Patton, afirman que Mattie Delaney era un seudónimo de Mattie Doyle, quien se mudó a Memphis poco después de la gran inundación de 1927 desde su casa ubicada en medio de los pueblos de Howard y Tchula. Pero en el libro Nobody Knows Where the Blues Come From, Robert Springer los contradice con datos del censo realizado por el Gobierno de los Estados Unidos en 1930 que registró a una Mattie Delaney, de 25 años, que vivía junto a su abuelo Jeff Melton, un herrero de 70 años, en una granja de Glendora. Y eso es prácticamente todo lo que se sabe o se cree saber sobre ella.

Lo cierto es que las dos canciones de Mattie Delaney, que están incluidas en el CD Mississippi Masters-Early American Blues Classics 1927-35 (Yazoo Records), dan cuenta de una artista inusual para la época, ya que no era muy frecuente ver a una mujer acompañándose por la guitarra -más allá de la figura importantísima de Memphis Minnie- y son parte de la rica, misteriosa e insondable historia primaria del blues.


4 comentarios:

carlos bada dijo...

Gran guitarrista Mattie Delaney, muy expresiva. Su "Down The Big Road Blues" está tocado en afinación abierta de G (Sol) que es una de las mas usadas en el Delta del Mississippi, una favorita de Charley Patton. "Tallahatchie River Blues" está en D (Re) afinación standard, una tonalidad bastante eludida por algunos músicos, de hecho intérpretes prolíficos como Blind Lemon Jefferson o Charley Patton no tienen ni un solo tema grabado en esa tonalidad.

Oscar Castro dijo...

Gracias Martín Desconocía la historia.

Luther Blues dijo...

El blues y ese interminable anecdotario con sus veracidades y contradicciones,desconocía esta historia ,muchas gracias master .

Tony Soulman dijo...

La historia del delta blues debe estár llena de personajes así, gracias por pasarlo Martín!